Uncovering the Sexuality and Solitude of a Modern Mexican Icon

Frieze // Evan Moffitt

Fraccionar

ARTFORUM // Gaby Cepeda

Fraccionar, an idiosyncratic show in Mexico City, makes a match with the sublime Casa Luis Barragán

The Art Newspaper // Linda Yablonsky

Pervirtiendo el legado de Barragán

La Tempestad

Looking Back 2018: a Year of Remembrance and Political Unrest in Mexico

FRIEZE // Ruby Brunton

T Suggests

T The New York Times Style Magazine // SU WU

Danh Vō en Casa Luis Barragán

Revista Código

Danh Vo “Garden with Pigeons in Flight” at Casa Luis Barragán, Mexico City

Mousse Magazine // Francesco Scasciamacchia

Espacio, proporción y antropometría: Franz Erhard Walther

Arquine // Emiliano Sánchez Contreras y Daniela Jay

Künstler Franz Erhard Walther “Beispiel für die schöpferischen Möglichkeiten des Menschen”

Monopol Magazin // Frank Steinhofer

Franz Erhard Walther at Museo Jumex and Casa Luis Barragán, Mexico City

Mousse Magazine // Agnieszka Gratza

Quietud en movimiento. Parameters de Bruce Nauman

Revista Código // Javier Villaseñor V.

Bruce Nauman en México

La Tempestad

La otra cara de Juan José Gurrola

Noticias 22 // Salvador Perches

Una obra abierta a diversas lecturas

La Tempestad

Poesía de Monoblock en La Casa Luis Barragán

Excélsior // SONIA ÁVILA

Teatro en la Casa Luis Barragán

L'OFFICIEL ART // Felipe Pando

COMEDIA SIN SOLUCIÓN EN ESTANCIA FEMSA

GASTV

Mármol Rosa: la vida secreta de las cosas de Casa Barragán

Local.mx // BEGOÑA IRAZABAL

Mármol rosa, la exposición que hospeda la Casa Barragán

Vogue

Mármol rosa en la Casa Luis Barragán

Revista Código // Herson Barona

A Dada Exhibition Fetishizes the Movement’s Ephemera

Hyperallergic // Devon Van Houten Maldonado

DADA Zúrich: una forma de arte sin obra

Gatopardo // Samantta Hernández Escobar

Marius de Zayas, el enigma plástico

Gatopardo // Roberto García Hernández

Marius de Zayas at Casa Luis Barragán, Mexico City – organized by Estancia FEMSA

Mousse Magazine

Exposición Marius de Zayas

hotbook // Fin de semana

Edgardo Aragón en Casa Barragán: caballos, música y silbatos de la muerte

Local.mx

Música, caballos y arquitectura: un corrido de Edgardo Aragón para Luis Barragán

coolhuntermx

Secret spaces: Iñaki Bonillas’ exhibition in the hidden nooks of Casa Luis Barragán

Wallpaper* // MICHAEL SLENSKE

Secretos

Terremoto

Complicidad en Casa Barragán

Nexos // Luciano Concheiro

Barragán fetichista, muestra que mezcla religión y sensualidad

La Jornada // Fabiola Palapa Quijas

News

Secretos

Terremoto

LINK TO SEE THE ORIGINAL ARTICLE

Estancia FEMSA presenta la exposición Secretos del artista mexicano Iñaki Bonillas. Curada por Eugenia Braniff en Casa Luis Barragán, la muestra toma como punto de partida la idea del encubrimiento, de aquello que permanece oculto en la intimidad de lo cotidiano, para explorar la que fuera residencia del arquitecto Barragán de 1948 hasta su muerte en 1988. Iñaki Bonillas, cuyo trabajo se caracteriza por explorar acervos personales de forma metódica e incluso obsesiva, se ha adentrado en el espacio personal del arquitecto para indagar lo que esconde su historia. Personaje de muchos matices, Barragán hizo constante alusión a conceptos como la soledad, la serenidad y el silencio, tanto en su obra como en sus discursos. Argumentaba que su arquitectura no era propicia para quienes no supieran estar solos, y con respecto de la serenidad, al recibir el Pritzker en 1980 el galardonado declaraba: “Es el gran y verdadero antídoto contra la angustia y el temor, y hoy, la habitación del hombre debe propiciarla. En mis proyectos y en mis obras no ha sido otro mi constante afán…” En esta residencia, –una de las piezas clave del patrimonio que nos legó Barragán– todo pareciera estar dispuesto con extrema minuciosidad, de forma que nada pueda llegar a perturbar la armonía serena y la poética de sus planteamientos arquitectónicos. La exhibición Secretos plantea una lectura paralela de la casa a partir de las huellas y gestos mínimos que aún sobreviven, como las marcas de los muebles sobre la alfombra, o la instalación de timbres ocultos y gavetas minuciosamente ubicadas – herramientas que Barragán consideraba clave para el funcionamiento de su hogar. A través de una serie de consideraciones escultóricas y fotográficas en ciertos espacios, Bonillas busca ahondar, de un modo más figurativo que literal, en el universo de dichos secretos. Las intervenciones que conforman la muestra parten de especulaciones sutiles, en las que cada objeto y cada imagen opera bajo la lógica de lo que Sigmund Freud llamó lo ominoso: cuando las cosas familiares se presentan ligeramente dislocadas, se despierta en el observador una sensación inquietante. Sin tratarse directamente de la obra de Barragán, o de su persona, el proyecto de Bonillas reflexiona sobre la manera en que Casa Luis Barragán dialoga con los secretos que alberga: la necesidad humana de mantener ocultos no sólo objetos, sino diversas emociones, pensamientos, misterios y confidencias se vuelven materia prima de la exposición.