Uncovering the Sexuality and Solitude of a Modern Mexican Icon

Frieze // Evan Moffitt

Fraccionar

ARTFORUM // Gaby Cepeda

Fraccionar, an idiosyncratic show in Mexico City, makes a match with the sublime Casa Luis Barragán

The Art Newspaper // Linda Yablonsky

Pervirtiendo el legado de Barragán

La Tempestad

Looking Back 2018: a Year of Remembrance and Political Unrest in Mexico

FRIEZE // Ruby Brunton

T Suggests

T The New York Times Style Magazine // SU WU

Danh Vō en Casa Luis Barragán

Revista Código

Danh Vo “Garden with Pigeons in Flight” at Casa Luis Barragán, Mexico City

Mousse Magazine // Francesco Scasciamacchia

Espacio, proporción y antropometría: Franz Erhard Walther

Arquine // Emiliano Sánchez Contreras y Daniela Jay

Künstler Franz Erhard Walther “Beispiel für die schöpferischen Möglichkeiten des Menschen”

Monopol Magazin // Frank Steinhofer

Franz Erhard Walther at Museo Jumex and Casa Luis Barragán, Mexico City

Mousse Magazine // Agnieszka Gratza

Quietud en movimiento. Parameters de Bruce Nauman

Revista Código // Javier Villaseñor V.

Bruce Nauman en México

La Tempestad

La otra cara de Juan José Gurrola

Noticias 22 // Salvador Perches

Una obra abierta a diversas lecturas

La Tempestad

Poesía de Monoblock en La Casa Luis Barragán

Excélsior // SONIA ÁVILA

Teatro en la Casa Luis Barragán

L'OFFICIEL ART // Felipe Pando

COMEDIA SIN SOLUCIÓN EN ESTANCIA FEMSA

GASTV

Mármol Rosa: la vida secreta de las cosas de Casa Barragán

Local.mx // BEGOÑA IRAZABAL

Mármol rosa, la exposición que hospeda la Casa Barragán

Vogue

Mármol rosa en la Casa Luis Barragán

Revista Código // Herson Barona

A Dada Exhibition Fetishizes the Movement’s Ephemera

Hyperallergic // Devon Van Houten Maldonado

DADA Zúrich: una forma de arte sin obra

Gatopardo // Samantta Hernández Escobar

Marius de Zayas, el enigma plástico

Gatopardo // Roberto García Hernández

Marius de Zayas at Casa Luis Barragán, Mexico City – organized by Estancia FEMSA

Mousse Magazine

Exposición Marius de Zayas

hotbook // Fin de semana

Edgardo Aragón en Casa Barragán: caballos, música y silbatos de la muerte

Local.mx

Música, caballos y arquitectura: un corrido de Edgardo Aragón para Luis Barragán

coolhuntermx

Secret spaces: Iñaki Bonillas’ exhibition in the hidden nooks of Casa Luis Barragán

Wallpaper* // MICHAEL SLENSKE

Secretos

Terremoto

Complicidad en Casa Barragán

Nexos // Luciano Concheiro

Barragán fetichista, muestra que mezcla religión y sensualidad

La Jornada // Fabiola Palapa Quijas

News

Quietud en movimiento. Parameters de Bruce Nauman

Revista Código // Javier Villaseñor V.

LINK TO SEE THE ORIGINAL ARTICLE

El artista Bruce Nauman llega por primera vez a México con la exposición Parameters, que fusiona video y arquitectura.

Somos humanos. Tú y yo. Hay muchas cosas que nos unen, muchos factores que tenemos en común —como, por ejemplo, el hecho que en este momento podemos leer esto y entender lo que las palabras quieren decir. Si nos encontráramos en el mismo lugar tú y yo, compartiríamos entonces el mismo espacio, nos hermanaría en un entorno compartido, como un punto de encuentro y de posible diálogo —desde algo tan superfluo como decir «hoy hace menos frío». Pero sobre todas las cosas, de primera instancia, lo que nos une sin siquiera conocernos, sin saber nuestros nombres, es el hecho de tener un cuerpo. De habitar un cuerpo. De acuerdo a Eugenia Braniff, curadora del programa de Estancia FEMSA en Casa Luis Barragán, esta primigenia esencia de lo humano es un primer punto de diálogo —de encuentro— entre la obra de Bruce Nauman (Indiana, 1941) y la del arquitecto mexicano (Guadalajara, 1902 – Ciudad de México, 1988). Parameters, de Bruce Nauman, es la primera exposición del artista estadounidense en México. En ella se muestran cinco videos —cuatro producidos entre 1968 y 1969, y uno en 1999—, los cuales, más que fungir como una retrospectiva (lo cual se presenta como una labor casi imposible, considerando el volumen de la obra de Nauman, así como las características espaciales de Casa Luis Barragán), funcionan como una introducción del artista al país. Existe una dialéctica general que se presenta al leer la obra dentro de la casa; por ejemplo, el carácter contenido de las obras de Nauman, que llegan a limitar el espacio y su uso a niveles opresivos, en comparación con la búsqueda de Barragán por abrirlo, hacer devenir al espacio como una entidad fluida. Otro ejemplo de este diálogo entre dos visiones, que se presenta como evidente en primera instancia, es el encuentro entre video y arquitectura: la quietud, el reposo, en la obra de Barragán, se ve repentinamente subvertido por la imagen en movimiento, ansiosa. Las obras hablan entre sí —la casa y los videos—, intercambian. Las piezas de Bruce Nauman se vuelven habitantes de la casaSlow Angle Walk, instalado en la estancia, y Pacing Upside Down, en la biblioteca de la casa, llenan el espacio de la planta baja con el sonido de pasos sincopados, como si dos o tres personas se encontraran caminando, moviéndose, pensando —hay toda una escuela, todo un grupo de pensadores, que abordan en arte de caminar como mecanismo de pensamiento, desde los peripatéticos[i] aristotélicos, hasta Nietzsche o Samuel Beckett, quienes homologaban el acto de caminar con aquel de filosofar. Los videos se vuelen personajes habitando el espacio con aquel ímpetu humano de violar el silencio, porque es insondable. En la planta alta de la casa encontramos dos videos: Wall-Floor Positions y, quizá su más memorable,Walk with Contrapposto; a diferencia de aquellos mostrados en la planta baja, éstos generan una sensación más íntima, que empata con el uso del espacio de la casa. El primero, mostrado en una de las habitaciones, presenta al artista en posiciones que lo relacionan con la esquina formada por una pared y un muro; hay algo de fetal en su movimiento, en su contención, en las poses que cambian de forma repentina tras cuarenta y cinco segundos de mantenerlas. El blanco de la pared y el gris del piso, con la toma tan cerrada, son el líquido amniótico que contiene y afirma al ser. El segundo video, mostrado también en una de las habitaciones, muestra al artista caminando en un estrechísimo pasillo, quizá símil de un punto de fuga renacentista, reproduciendo —y exagerando— la clásica posición del contrapposto. Finalmente, el quinto video, proyectado en el espacio del estudio, Setting a Good Corner, representa una metáfora de la visión arquitectónica de Nauman, quien decía que el primer paso para construir era edificar, establecer, una esquina; es decir, establecer una frontera que, al mismo tiempo, funge como punto de encuentro. El video muestra a Nauman construyendo una cerca en su rancho-estudio. Así, entre proyección y estudio, se crea un tercer espacio, simbólico, donde se trasluce lo tedioso implícito en los procesos creativos; Nauman nos habla de la acción física de crear, paralelismo interesante al considerar que está mostrado en el sitio donde Barragán creaba. La exposición no pretende, en ningún momento, comparar la visión y obra de Luis Barragán con la del artista estadounidense; es más bien un ejercicio de ponerlos a charlar. Hay puntos de encuentro obvios, intereses mutuos: la relación entre humano y espacio, el movimiento corporal como una danza, el entendimiento de la arquitectura como sitio donde la acción humana deviene. Se seleccionaron los espacios de exhibición de los videos en consideración de su mejor percepción, sin interferir con la visión del espacio propio de la casa: cómo se ven mejor dentro del espacio dado, cómo se entienden de mejor manera, cómo se introduce la idea de un artista sin interferir con la visión del otro. Tanto Barragán como Neuman entienden que lo fundamental en toda interacción es el hecho que ocurre a través de nuestras facultades sensoriales humanas; es decir, a través de nuestro cuerpo. La arquitectura, así, funge como una herramienta que permite descubrir la forma, la delimitación y la significación de nuestro cuerpo, al relacionarnos sea con el entorno o con nosotros mismos.   Parameters, de Bruce Nauman, estará exhibida en Casa Luis Barragán del 3 de febrero al 15 de abril. Como con todas las visitas a la casa, es necesario solicitar una cita, la cual se puede realizar vía electrónica. La acción corresponde a la plataforma de Estancia FEMSA, auspiciada por Casa Luis Barragán y la Colección FEMSA, iniciativa que pretende generar un diálogo entre el arte contemporáneo y el legado de Luis Barragán.   [i] Del griego peripatetikós: deambular o andar alrededor de algo. Fue Aristóteles quien estableció la escuela peripatética, donde dialogaban mientras caminaban en torno a un patio. La idea de deambular, como mecanismo de pensamiento es transhistórica y, el video de Pacing Upside Down, donde Nauman camina circundando un pequeño cuadro trazado en el piso, es heredero de estas tradiciones, donde se hace del deambular un acto simbólico y significante.