MIRA SCHENDEL

Objeto Gráfico

Activación - Colección FEMSA

Del 1 al 31 de Octubre de 2018, una obra de la Colección FEMSA establecerá un diálogo con la Casa Luis Barragán y su legado, revelando de manera poética el valor de los espacios creados por el arquitecto.

Para esta tercera activación de la Colección FEMSA en Casa Luis Barragán, se ha instalado la obra Objeto gráfico (1972) de la artista brasileña Mira Schendel en el cuarto blanco de invitados o de música. La pieza de Schendel forma parte de uno de sus periodos de producción más significativos, durante los sesenta y setenta, en los que la artista exploró las diversas posibilidades del dibujo, inspirada por la experimentación del lenguaje como forma escrita, así como por la poesía concreta. El interés de Schendel por el dibujo como manera de anotación gráfica también se relaciona con la música en forma de partitura y por ende crea una resonancia con el cuarto de música de Luis Barragán. Asimismo, la obra de Schendel trabaja una gama de colores pálidos que dialogan con los colores del cuarto, creando una atmósfera iluminada y cálida.

 

MIRA SCHENDEL

7 de junio de 1919 – 24 julio de 1988

Nació en Zúrich, Suiza. Creció en Italia, donde estudió filosofía en la Universidad de Milán. Durante sus estudios universitarios fue clasificada étnicamente como judía por el gobierno fascista italiano, por lo cual decidió huir en calidad de refugiada a Austria y después a Bosnia.

En 1949 Schendel emigró de manera definitiva a Brasil, donde se estableció en la ciudad de São Paulo. Allí, en consonancia con la efervescencia cultural y la vibrante escena artística e intelectual del país, se consolidó como una de las artistas más importantes y prolíficas del siglo XX en Latinoamérica. De la mano de otros artistas contemporáneos como Lygia Clark y Helio Oiticica, Schendel reinventó el lenguaje del modernismo europeo en Brasil.

Desde mediados de los años sesenta, comenzó a producir sus más de 2,000 piezas de monotipos sobre papel de arroz japonés. En el transcurso de las siguientes décadas, Schendel experimentó con instalaciones hechas a partir de hilo de nylon y con pinturas a base de témpera y hoja de oro. Schendel también creó delicados dibujos con grafito y acuarelas que presentaban letras, palabras y frases que daban cuenta de la forma en que el artista asimilaba el mundo, muchas veces a través de un lenguaje oscuro y velado.

Mira Schendel murió en 1988 en Brasil, el país que la acogió y le vio florecer artísticamente, y del cual recibió la ciudadanía. En 2013, la Tate Modern organizó una exposición retrospectiva de su obra y carrera. Actualmente, su obra se encuentra representada en importantes museos como el Museo de Arte Moderno de Nueva York, el Hammer Museum de Los Ángeles y el Museum of Fine Arts Houston, entre otros.