FRANZ ERHARD WALTHER

Determinaciones de Proporción

Exposición

 

Estancia FEMSA – Casa Luis Barragán con el apoyo de la Fundación Franz Erhard Walther presenta Determinaciones de proporción, una exposición individual del artista alemán Franz Erhard Walther en México. Walther fue uno de los protagonistas más particulares de las reflexiones y experimentaciones plásticas que se generaron en los años 60 en Europa respecto al lenguaje y a la materialidad de la obra de arte. La exhibición en Casa Luis Barragán consta de la instalación de varias obras creadas por el artista entre los años 60 y la actualidad, incluyendo algunas piezas de su icónica serie First Work Set (1963-1969), varios dibujos tempranos instalados en el Estudio de la casa y un nuevo dibujo site-specific creado por Walther especialmente para esta exposición.

Estancia FEMSA-Casa Luis Barragán invitó al curador y crítico independiente mexicano Daniel Garza Usabiaga a colaborar en el catálogo que acompaña a esta exhibición, ofreciendo interpretaciones acerca del trabajo de Walther y su diálogo plástico y poético con el legado de Barragán. Esta publicación comprende asimismo la primera traducción al castellano y al inglés de los textos Architektur: Vernichtung des Raums del artista, escritos a finales de los años 90.

A lo largo de su carrera artística, Franz Erhard Walther ha explorado temas relacionados con el cuerpo, la escultura, la arquitectura y el concepto de acción. Su trabajo ocurre en el entrecruce de distintas técnicas y lenguajes artísticos, exaltando las asociaciones mentales y poéticas que suceden al momento en que el cuerpo del espectador experimenta y completa una obra de arte. De esa manera, Walther entiende la obra como un acto de comunicación, como una “acción escultural en el espacio”, en la que los materiales utilizados son el tiempo, el cuerpo, el lenguaje y la memoria. En el contexto de la Casa, la curaduría plantea un diálogo con el legado de Luis Barragán al señalar a la dimensión afectiva y emocional de su arquitectura, elementos que son abordados por Walther a su manera, por medio de la tactilidad maleable de sus piezas, así como en la imprevisibilidad de los intercambios entre los participantes que las activan y en la plasticidad del espacio que éstas sugieren.

Determinaciones de proporción sucede en paralelo y se complementa con la exhibición Objetos, para usar / Instrumentos para procesos del Museo Jumex.

FRANZ ERHARD WALTHER

Nacido en Fulda, Alemania, en 1939, es uno de los artistas vivos más prominentes de Alemania. Desde los años 70 ha realizado una gran cantidad exposiciones en Europa y ha participado en cuatro ediciones del festival de arte Documenta durante los años setenta y ochenta. De 1957 a 1964, Walther estudió en la Escuela de Artes y Oficios de Offenbach, la Academia Städel de Bellas Artes de Frankfurt y la Academia de Bellas Artes de Düsseldorf, bajo la guía de K.O. Götz, y formó parte en las acciones de Fluxus organizadas por el entonces profesor de escultura monumental, Joseph Beuys.

Entre 1967 y 1973, Walther radicó en la ciudad de Nueva York, donde produjo una gran cantidad de obra innovadora, gracias a la cual fue incluido en exposiciones muy importantes como Spaces (1969–70, MoMA, Nueva York) y la exposición organizada por Harald Szeemann, When Attitudes Become Form (1969, Kunsthalle, Berna). Desde 1971 hasta 2009, Walther trabajó como profesor de escultura en la Universidad de las Bellas Artes de Hamburgo.

Recientemente se le han organizado exposiciones retrospectivas en el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Ginebra, Suiza – MAMCO (2010), la fundación Dia:Beacon de Nueva York (2010–12), el Centro WIELS de Arte Contemporáneo de Bruselas (2014), el Museo de Arte Contemporáneo de Burdeos, Francia – CAPC (2015) y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid (2017). En 2017, Walther recibió el León de Oro a mejor artista en la exposición Viva Arte Viva durante la edición 57 de la Bienal Internacional de Arte de Venecia, Italia.

Su trabajo está representado en importantes colecciones, tales como las pertenecientes a las siguientes instituciones: el Carnegie Museum of Art (Pittsburg, Pennsylvania, Estados Unidos), el Centro Georges Pompidou (Paris, Francia), la Daimler Art Collection (Stuttgart-Möhringen, Alemania), el Museo de Arte de Dallas (Texas, Estados Unidos), el Deutsche Bank (Alemania), la Fundação de Serralves – Museo de Arte Contemporánea (Porto, Portugal), la Sala de Arte de Hamburgo (Alemania), los Museos de Arte de la Universidad de Harvard (Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos), el Museo de Arte Contemporáneo (Chicago, Illinois, Estados Unidos), el Museo de Arte Moderno del Grand-Duc Jean (Luxemburgo) y el Museo de Arte Moderno MoMA (Nueva York, Estados Unidos), entre otros.

Franz Erhard Walther actualmente vive y trabaja en Fulda, donde se ha establecido una fundación que lleva su nombre.

Desde finales de los años cincuenta, Walther comenzó a experimentar y a producir obras que incluían formas de involucrar de manera activa a los espectadores. Durante este periodo, produjo a manera de ensayo piezas llamadas “Wortbilder” (Imágenes o cuadros palabras) que buscaban forzar al espectador a que creara, con base en la pieza, su propia imagen. Al inicio de los años sesenta, continuó experimentando con el papel de manera que éste fungiera como la obra de arte en sí misma, en lugar de como soporte para ella, presentando piezas como paquetes de hojas o libros de gran formato con los que los visitantes podían interactuar. Durante este periodo, Walther también desarrolló sus primeras piezas de tela cosida, acolchada, plisadas y con bolsas.

Fue entonces cuando Walther concibió un arte inseparable de las acciones que activaban las piezas y de los ejercicios participativos que éstas provocaban. En este punto, el artista no asignó un nombre específico a lo que él estaba haciendo, dado que las categorías tradicionales de pintura, escultura o performance no lograban describir de manera adecuada su práctica, donde los espectadores, el tiempo y el espacio constituían su principal medio. Las piezas resultantes fueron radicales e influyentes y no tenían precedente para aquel momento.

Estas experimentaciones condujeron a Walther a la producción de una de sus piezas más famosas, la escultura compuesta por cincuenta y ocho partes conocida como el 1.Werksatz (Primer conjunto de obras, 1963-69), mostrada por primera vez en la Documenta No. 5 de 1972. Formada por estructuras de tela, descritas por el artista como “instrumentos”, la pieza puede ser presentada como una serie de instalaciones “depositadas” o como estructuras listas para ser usadas y para interactuar durante las demostraciones organizadas en el espacio de exhibición. Seis copias de exhibición de las piezas del 1.Werksatz (Primer conjunto de obras, 1963-69) serán incluidas y activadas en esta exposición.

Al mismo tiempo, Walther produjo cientos de dibujos antes y después de estas acciones y planos sobre la instalación de sus obras en múltiples exposiciones. Una selección que comprende 21 de estos dibujos será presentada en el Estudio de Casa Luis Barragán.

© Estancia FEMSA, 2018. Fotografías de Enrique Macías.