Germán Cueto

< >
No. 07

Octubre 27, 29, 30 & 31 del 2017.

Performance

V: 7PM & 8PM
D: 12PM & 1PM
L: 8PM
M: 8PM & 9PM

Comedia sin Solución

Del 20 al 24 de septiembre de 2017, Estancia FEMSA – Casa Luis Barragán, en coproducción con Galería Páramo, presentará el performance Comedia sin Solución de Germán Cueto, la cual ofrece al público una nueva faceta del artista, cuya producción introdujo un lenguaje de vanguardia, que, asociado a los movimientos artísticos internacionales, contribuyó al desarrollo de una estética nacional posterior a la Revolución Mexicana.

Germán Cueto concibe la obra de teatro Comedia sin Solución en 1927 dentro de un contexto marcado por la experimentación. Precisamente, ese momento estaba alineado con el espíritu post-revolucionario y por nuevas formas narrativas. Muy a la usanza de la literatura de entreguerras, la obra de Cueto evidencia la idea del vacío y la desesperanza del ser humano en un mundo, que, con el fantasma de la violencia, ha perdido para siempre su inocencia.

El texto es quizá uno de los más modernos de la dramaturgia mexicana de esa época porque, si bien dentro del movimiento Estridentista, al que Cueto perteneció, las artes escénicas tuvieron un lugar muy importante, esta tendencia procuró construir una identidad nacional y, a la vez, impulsó la revalorización de las artes populares. Así, es una obra que, leída desde el presente, evoca a dramaturgos icónicos como es el caso de Beckett o Ionesco.

En la puesta en escena, los tres personajes, una mujer y dos hombres, reflexionan en torno a sus propias convicciones y miedos. Cueto es muy puntual en sus acotaciones al texto, recalcando la importancia de llevar a cabo el montaje en un espacio marcado por la total penumbra. Por lo tanto, la reflexión sobre la “oscuridad” sucede en la oscuridad misma, construyendo una paradoja perfecta en la que quedan encerrados actores y espectadores. Esto la convierte, inevitablemente, en una experiencia inherentemente sonora basada en sensaciones muy sutiles: las voces de los personajes, un cigarro y una ventana por la que se vislumbra un paisaje urbano, son la única guía en medio de la tiniebla.

Comedia Sin Solución, como el resto del trabajo de Germán Cueto, no se inscribe dentro de un solo género, pues la relación entre distintas disciplinas, ya sea el teatro, las marionetas o las artes visuales, permite que la obra sea tan libre como queramos. A esto hay que agregar que, al llevarse a cabo en el estudio de Casa Luis Barragán, se promueve una conversación entre el artista y el arquitecto para así entender la relevancia histórica de estos dos extraordinarios personajes. – Eduardo Donjuan

Germán Gutiérrez Cueto
Ciudad de México
9 de febrero de 1893 – 14 de febrero de 1975

De padre español y madre mexicana, Germán Gutiérrez Cueto es considerado uno de los escultores modernos más importantes de Latinoamérica, quien desarrolló una obra rica en formas, abstracciones y técnicas experimentales, siempre trabajadas desde una perspectiva vanguardista. Así mismo, a lo largo de toda su vida, Cueto incursionó en la pintura, la gráfica y el esmalte.

Germán Cueto comienza su carrera en el área de química, pero a causa del estallido de la Revolución Mexicana, abandona sus estudios para viajar a España y estudiar filosofía y letras. Durante su estadía en Europa (1916-1917), a través de los vínculos con su prima, la artista María Gutiérrez Blanchard, entra en contacto con el mundo internacional de la cultura y las artes.

A su regreso a México, Cueto estudia escultura en la Academia de Bellas Artes de San Carlos y, asociado al gremio artístico de la época, participa en la articulación del nuevo arte revolucionario.

En 1919, se casa con Dolores Velázquez Rivas, conocida como Lola Cueto, con quien crea una red de artistas bautizada como movimiento Estridentista de México. Dicho movimiento busca así abanderar una estética radical, inspirada en el Cubismo y el Futurismo, que abogaba por la ruptura con los valores tradicionales rechazando el modernismo y el academicismo y proponiendo una fusión entre el arte y la vida. En paralelo, Cueto se interesa abiertamente por el arte tradicional mexicano, especialmente por las máscaras populares, con las que desarrolla un nuevo lenguaje para la escultura.

En 1926, los miembros del movimiento Estridentista se mudan a Xalapa bajo el mecenazgo del gobernador de Estado de Veracruz, Heriberto Jara. Es precisamente aquí donde, Germán Cueto escribe la obra de teatro Comedia sin solución (1927), publicada en la revista Horizonte a cargo de Germán List Arzubide. Ese mismo año, el movimiento se disuelve, Cueto abandona México y se muda a Francia acompañado de su familia.

De 1927 a 1932, Cueto y su esposa se instalan en París, donde se vinculan con los artistas de la época, especialmente con el grupo Cercle et Carré, con quienes Cueto realiza, en 1930, una exposición en la Galería 23. El grupo Cercle et Carré lo formaban unos cuarenta artistas procedentes de diferentes países de Europa y América, entre los que destacan nombres como: Hans Arp, Le Corbusier, Wassily Kandinsky, Piet Mondrian, Antoine Pevsner, Kurt Schwitters, Joaquín Torres García y Georges Vantongerloo. Durante esta etapa, Cueto expone sus esculturas en diferentes galerías y salones independientes.

A partir de la crisis económica en Europa y la muerte de su prima María Gutiérrez Blanchard, acaecida en 1932, los Cueto regresan a México. En 1933, Torres-García invita a Cueto a formar del Grupo de Arte Constructivo. Más tarde, Cueto se incorpora a la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios.

A su regreso a México, Cueto se encuentra con que la estética imperante era el nacionalismo artístico. Sin embargo, él continúa con la experimentación escultórica y participa en el concurso para el monumento a la Revolución, en el que Carlos Obregón Santacilia resultó ganador. Durante esos años, la obra de Cueto tomó nuevos rumbos con los encargos de máscaras para teatro.

Debido a un creciente deterioro físico, a partir de 1970, Germán Cueto comienza a disminuir su actividad artística, y el 14 de febrero de 1975 fallece en la Ciudad de México.

 

EL ELENCO

Irene Azuela Suárez
Nació en Londres, Inglaterra. Comenzó sus estudios en el Centro de Formación Actoral y posteriormente cursó el Posgrado en Teatro Clásico en London Academy of Music and Dramatic Arts.

Su carrera en teatro incluye obras como El buen Canario, dirigida por John Malkovich, Salomé, la cual también fue producida por él, y Crímenes del Corazón. En cine, Quemar las Naves, de Francisco Franco, le valió el Ariel a mejor actriz; Bajo la Sal le dio el mismo premio un año después. Le siguieron El Atentado de Jorge Fons, Miss Bala de Gerardo Naranjo, así como Tercera Llamada y Las Oscuras Primaveras de Ernesto Contreras. Opus Zero, Cuando los hijos regresan y Nahui están próximas a estrenarse. En televisión ha participado en series como Paramédicos y El Hotel de los Secretos.

Pablo Chemor Nieto
Nació en la Ciudad de México en 1981. Estudió piano y teoría musical en el Centro de Investigación y Estudios de la Música (CIEM). En 1997 comenzó su Licenciatura en composición. Después de dos años en el país de Gales, regresó a México para estudiar piano con la maestra Guadalupe Parrondo.

En 2001 ingresó a King’s College London, donde cursó la Licenciatura y Maestría en Composición. Con más de 10 años de trayectoria en música, cine y teatro, con frecuencia se puede ver su trabajo al lado de directores como Héctor Bourges, Mauricio García Lozano y Alonso Ruizpalacios. Actualmente compone y produce música para cine y participa en diversas producciones escénicas.

Néstor Galván
Egresado de la Escuela Nacional de Arte Teatral, Néstor Galván ha sido Titular de Teatro de la Universidad Veracruzana (1982-1985), se desempeñó como analista en el Departamento de Publicaciones de la Secretaría de Relaciones Exteriores (1985-1988), y fue integrante del grupo teatral independiente Taller del Sótano (1992-1996). De 1998 a 2011 ocupó el cargo de Director de escena en TV Azteca, y de 2012 a 2014 como Director escena en TV Educativa de la Secretaría de Educación Pública. Desde agosto de 2016 es un actor estable de la Compañía Nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes.

Eduardo Donjuan y Zulu González
Donjuan es guionista y cuenta con una gran experiencia en la producción de todo tipo de eventos culturales y de artes escénicas. Zulu, por otro lado, es músico y director de cine y animación. Junto con Alejandra Márquez, conforman el colectivo Silencio Loco. Han desarrollado, producido y realizado proyectos creativos diversos, como guiones cinematográficos, cortometrajes de animación y proyectos escénicos como Monclova No Existe. Actualmente se encuentran en el proceso de desarrollo de un documental animado sobre la vida del Dr. Jacobo Grinberg, además de la producción de Nieves, el segundo largometraje de Alejandra Márquez.

Compartir en Facebook >