Estancia FEMSA. Marius de Zayas, en Casa Luis Barragán

 

 — 

 

Código

A pesar de que Marius de Zayas es un nombre poco conocido en México, fue uno de los talentos más importantes para fomentar la producción y la difusión del arte moderno en la década de 1900 y 1910. Dibujante, caricaturista, ensayista, curador, galerista, productor de cine y música, De Zayas (Veracruz, 1880 – Greenwich, Connecticut 1961), es ahora motivo de la exposición que lleva su nombre en la Casa Luis Barragán.

La propuesta curatorial de Antonio Saborit, director del Museo Nacional de Antropología y especialista en historia cultural, aprovecha el interés que tenía el arquitecto mexicano en las vanguardistas artísticas de principios del siglo XX para proponer un diálogo con De Zayas. La exhaustiva investigación de Saborit rescata el legado de este ecléctico personaje y propone reflexionar sus aportaciones al ámbito cultural y artístico a partir de dos ejes: por un lado, una selección de dibujos a línea, carbones, fotografías y libros con lo que se ofrece una síntesis de su labor artística; y, por otro, la revista 291, una vanguardista publicación —fundada y editada por De Zayas— que concebía cada número como una obra de arte en sí, lo que determinó que su dimensión en el horizonte historiográfico literario y cultural la hiciera única.

La exposición, una intersección simbólica entre arte y arquitectura, es producto de la colaboración entre Colección FEMSA y Casa Luis Barragán —estancia FEMSA es una plataforma cultural que promueve proyectos artísticos con la idea de reactivar el espacio arquitectónico a partir de dinámicas intervenciones contemporáneas. La base objetual de la muestra se concretó gracias a la participación de Colección Diéresis, un acervo privado de arte contemporáneo con sede en la ciudad de Guadalajara que cuenta con importantes piezas de dibujo mexicano del siglo XX.

Intervenir la arquitectura de Barragán implica entablar una conversación que involucre a todos los participantes. Por ello, la museografía de la exposición, comisionada al Taller de Arquitectura Frida Escobedo por Estancia Femsa y Antonio Saborit, reinterpreta, dentro del estudio de la Casa Luis Barragán, la galería The Little Galleries of Photo-SecessionLittle Galleries —legendaria galería fundada por el fotógrafo Alfred Stieglitz y espacio de culto de la vanguardia en E.U.A., en donde Marius de Zayas presentó ocasionalmente algunos de los retratos y caricaturas; y la revista 291, publicación esencial en la trayectoria del mexicano como editor.

En entrevista con Código, Frida Escobedo indica que la conceptualización museográfica de la exposición partió del guión curatorial: “La propuesta busca presentar al artista en todas sus facetas y para ello [se tendió] un puente entre la revista 291 y The Little Galleries”. Tomando en cuenta lo anterior, la arquitecta mexicana explica que “se yuxtapusieron conceptualmente los dos espacios: la galería de Stieglitz, al ser un espacio muy pequeño no tenía una bodega asignada, sino simplemente un rodapié con una cortina que ocultaba la obra que no estaba siendo expuesta en ese momento. Con esto en mente, se pensó en una única línea que recordara este elemento y que a la vez contuviera los 12 números de la revista 291”. ¿Cómo se resuelve la dificultad de trabajar en un espacio con un carácter tan potente como el Estudio Luis Barragán? Escobedo explica que lo consiguieron “al lograr tener un solo elemento horizontal, que prácticamente se convierte en una línea. Los doce números [de la revista] se presentan acompañados de dibujos al carboncillo, retratos y caricaturas. El espaciamiento de las vitrinas en la repisa genera un juego positivo-negativo entre las piezas montadas en muro y las que se encuentran en las vitrinas. Al ser fabricada en latón, la repisa refleja los dibujos en su superficie, al tiempo que baña de reflejos el espacio que resalta la luz dorada que se genera con el techo amarillo brillante del estudio”.

Después de dos exposiciones experimentales, la actual muestra de Estancia Femsa, Marius de Zayas, invita a conocer un personaje que asumió la responsabilidad de promover y difundir las expresiones artísticas de su época desde distintos aristas, en un recorrido que incita a activar nuevas lecturas en la arquitectura de Barragán.